Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco

Departamento de Política Lingüística y Cultura

euskadi.eus

 
Ormaiztegi, Zumarraga, Legazpi, Oñati, Arantzazu


ORMAIZTEGI 

En Ormaiztegi se encuentra la Casa Iriarte-Erdikoa en la que vivió el general carlista Tomás Zumalakarregui. Es un caserío del siglo XVIII que tras ser remodelado ha sido convertido en Museo. Dedicado al general carlista y a su época, este museo guarda, además de objetos personales, decorativos, militares y correspondencia, documentación muy significativa de la historia vasca en los siglos XVIII y XIX.

ZUMARRAGASantuario de Nuestra Señora de la Antigua 3. Acceso a versión ampliada de la imagen (40Kb) 

El Santuario de Nuestra Señora de la Antigua de Zumarraga es un edificio renacentista del siglo XVI que está considerado como una joya artística y monumental, de hecho, algunos expertos la definen como la "catedral de las ermitas". Situada en la ladera de un monte próximo a Zumarraga desde el que se divisa esta localidad, posee ábside y planta rectangular con tres naves. Destaca por su solidez, aunque el elemento más impresionante es su estructura de madera. Llama asimismo la atención, lo cerrado de esta construcción, que a pesar de entrar de lleno en la tipología de las iglesias rurales presenta, de una forma bastante acentuada, un carácter defensivo-militar. La ermita, además, guarda dos obras de especial interés: una talla gótica de Andra Mari y uno de los grupos de Piedad más antiguos de Gipuzkoa. 

LEGAZPI 

La historia de la Ferrería Mirandaola de Legazpi supera los cuatro siglos ya que aparece documentada desde el año 1.400. Ha estado en funcionamiento hasta principios del siglo pasado, de hecho, es una de las últimas ferrerías que se han cerrado y de las pocas que lograron sobrevivir a la crisis de las ferrerías en los siglos XVI-XVII. Ubicada en el centro del parque de Mirandaola, la ferrería, hoy en día, está restaurada y regularmente se pone en marcha para mostrar la transformación del hierro tal y como lo hacían los ferrones, de manera artesanal, en el siglo XIV. El parque temático de Mirandaola permite conocer la evolución siderúrgica que ha habido en Legazpi, desde los restos arqueológicos hasta la moderna industria.

OÑATI 

La primera noticia documentada en relación con Oñati es de 1.149, fecha en la que tanto Oñati como Gipuzkoa pertenecían al reino de Navarra. Este pueblo adquiere notoriedad en el siglo XVIII si bien en el siglo XIX se suprimen por decreto los Señoríos y en 1.845 pasa a pertenecer a Gipuzkoa.

Universidad de Oñati 1. Acceso a versión ampliada de la imagen (53Kb)

La riqueza artística de Oñati es patente en muchos ámbitos, entre ellos el escultórico. La Universidad, la iglesia parroquial y el Convento de Bidaurreta albergan magníficos ejemplares de la retablística renacentista y barroca.

En lo que a arquitectura se refiere, uno de los edificios más emblemáticos y significativos es la Universidad, fundada en 1.548 por Don Rodrigo Mercado de Zuazola, Obispo de Avila, Virrey de Navarra y Presidente en Granada. Su estilo es renacentista-plateresco y sin ninguna duda, representa una de las mejores muestras de la arquitectura civil de la época.

Al igual que las demás universidades de su tiempo es de planta rectangular, con patio interior, galerías, capilla y grandes salas. La fachada principal tiene tres cuerpos, el central y dos cubos en los extremos a modo de torreones. El patio, de una línea clásica admirable, está adornado con medallones y artesonados mudéjares. En la capilla hay un espléndido retablo, uno de los más interesantes del Primer Renacimiento Vasco, dedicado a San Miguel y al Espíritu Santo, titular del edificio.

Este retablo destaca por su decoración y rica policromía original, además de la calidad de su escultura, atribuida a Pierres Picart y su escuela, uno de los mejores escultores de la época en el País Vasco.

Iglesia de San Miguel. Acceso a versión ampliada de la imagen (30Kb)La Iglesia de San Miguel es un auténtico museo de estilo gótico vasco realizado en sillar y mampostería. Fue construido a mediados del siglo XV, dispone de cuatro amplias naves con sólidas columnas y está cubierto con bóvedas de crucería sencilla. El retablo mayor, churrigueresco, del siglo XVIII, destaca por su diseño arquitectónico, por su composición y tamaño. Es uno de los pocos que conserva la traza original del mueble.

El retablo plateresco de la capilla de la piedad de esta iglesia sobresale tanto por su magnitud como por su excelente calidad artística, constituyendo un magnífico ejemplo de la retablística vasca en época renacentista. Es un retablo narrativo con una estructura arquitectónica de tipo fachada y casillero que presenta banco, tres cuerpos y ático. Consta de cinco calles, rematándose el conjunto con un gran frontón triangular. La talla del retablo es de una extraordinaria viveza de expresión con influencias berruguetianas. La policromía es coetánea, del tipo denominado Romano, sobresaliendo el raquitismo estofado de las figuras. El iconografía abarca representaciones del ciclo mariano, la Pasión, San Roque y San Sebastián, antiguos patrones de Oñati, destacando por su delicadeza la escena de la Piedad en la calle central.

ARANTZAZU (Oñati)Santuario de Arantzazu. Acceso a versión ampliada de la imagen (40Kb) 

El Santuario de Arantzazu, de concepción moderna y de gran interés arquitectónico en un intento de integrarse con la agreste naturaleza del lugar, fue construido por los arquitectos Francisco Saiz de Oiza y Luis Laorga entre los años 1.950-1955. Para la decoración del retablo fue elegido el pintor escultor de Madrid, Lucio Muñoz y a Eduardo Chillida se le encomendaron las obras de acceso a la basílica. El Santuario cuya planta es de cruz latina, está construida sobre la antigua iglesia que, a un nivel inferior, queda como cripta. El ábside es semicircular y del pórtico lo más destacable es la decoración del frontis con un friso de figuras antropomorfas, esculpidas en grandes bloques de caliza por el escultor Jorge Oteiza. Toda la cripta se encuentra cubierta por grandes murales individualizados y las plantas son obra de Néstor Basterretxea. La imagen titular del templo, Andra Mari de Arantzazu se encuentra en el nicho central del retablo, es una imagen gótica cuyo origen se sitúa entre los siglos XIII y XIV.

--» inicio de página --» Vuelve al inicio de la página

Fecha de la última modificación: 31/01/2006
Euskadi, bien común